All your perfect imperfections

Príncipes y princesas, reinos encantados y mazmorras que guardan secretos de villanos.
Un mundo en el que la felicidad se apodera de aquellos que cruzan el umbral, un mundo en el que los caballeros galopan en busca de “la chica” y en el que “la chica” ansía ser encontrada.

Príncipes azules que prometen amor eterno entre riquezas y palacios de en sueño, y con los años queridas princesas se van decolorando hasta llegar a un blanco nuclear. Pájaros que cantan melodías que sólo están en tu cabeza, el agua brota y el sol abrasa, y tú amiga mía sigues esperando ser rescatada de la torre por ese caballero de brillante armadura que sostiene la espada capaz de matar a cualquiera por ti…

A todas aquellas princesas que han perdido el norte, no hay necesidad de ir en busca de un lugar el cual está totalmente alejado de la realidad, porque si… los príncipes y princesas no existen, son los padres.

Vivimos en un mundo en el que la mayoría espera algo que nunca llegará, atrapadas en el mundo de Disney sin ver lo que tienen delante. La regla #1 para sobrevivir en este loco mundo es dejar de esperar y salir ahí fuera y hacer que pase.

Las películas no son más que eso, películas, lo que sucede en ellas no es real, ese ideal de hombre perfecto es tan sólo un estereotipo, dejad de buscarlo. La perfección la encuentras en ese compañero, amigo, amante…que camine contigo. Una persona que en vez de regalarte 20 rosas rojas te saque 20 carcajadas al día, que en vez de llevarte a restaurantes caros cocine para ti aún que se le queme la cena, que en vez de decirte una y otra vez que te quiere…te quiera.

Las mujeres somos, generalmente, tontas en cuestión de amor… Porque no, los sapos no se convierten y tampoco “los chicos malos” cambian. Entonces, ya que no lo podemos evitar, hagámoslo igualmente pero por lo menos pisando el mundo real, que el de las nubes está muy bien pero para tus ratos de sueño.

Porque llegará el día en el que aparecerá esa persona que explote tu burbuja con sus perfectas imperfecciones y te llevará por un hermoso camino llano y claro. El amor tiene que ser fácil y sino es así, deja a ese villano que se suba a su caballo y galope directo al país de NUNCA JAMÁS.

Por qué la vida no se trata tan sólo de mirar, sino de saber a dónde miras.

Anuncios
Esta entrada se publicó el 24 de noviembre de 2013 en 20:36 y se archivó dentro de Uncategorized. Añadir a marcadores el enlace permanente. Sigue todos los comentarios aquí gracias a la fuente RSS para esta entrada.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: